Páginas

viernes, 29 de marzo de 2013

CUELLO-SNOOD

Aunque ya es primavera (o por lo menos lo intenta ser), y vamos guardando en el armario éste tipo de prendas, no me resisto a mostraros el último cuello-snood que he tejido. Creo que aún me lo podré poner al menos un par de veces, porque ésta Semana Santa, el tiempo nos da una de cal y otra de arena... ayer un frío que pelaba y hoy sol mañanero y por la tarde de nuevo agua y fresco.
Está tejido con una lana que compré hace algo mas de un año. Es una lana matizada de la marca "Seyran", 100% acrílica, de las que comercializa "El Corte Inglés".


Cuando vi ésta lana en las estanterías me enamoré inmediatamente de los colores, y compré tres madejas de 100 gramos sin saber exactamente lo que iba a hacer con ellas... de momento, fueron a parar al cesto de las lanas. Un año después les llegó el momento, y decidí tejerme un cuello-snood. 
Como en casi todas la lanas de éste tipo, una cosa es lo que ves en la madeja y otra el efecto final, que depende del tipo de punto, del número de puntos montados... en fin, que es un poco sorpresa. En la etiqueta de la madeja viene una muestra tejida. pero como veréis, poco o nada tiene que ver con el efecto que me ha quedado a mi.



Aunque en la etiqueta recomiendan tejer con agujas del 3-3,5 yo he utilizado una aguja circular del número 4.
Lo primero que hice fue deshacer la madeja y preparar un ovillo para poder trabajar más cómodamente.
Monté 300 puntos en la aguja circular, cerré en redondo, coloqué un marcador para saber dónde comenzaba cada vuelta, y tejí así:
  •  3 vueltas punto derecho
  •  3 vueltas punto revés
  •  3 vueltas punto derecho
  •  3 vueltas punto revés
Seguí tejiendo hasta lograr la anchura deseada, y acabé con 3 vueltas a punto derecho. Cerré como se presentaban los puntos.




El snood mide 14 cm. de ancho sin estirar el tejido (se estira hasta unos 35 cm.) y 175 cm. aprox. de contorno.

La combinación de vueltas al derecho y vueltas al revés da al tejido un efecto como elástico y acolchadito muy agradable.



Como veis, es un patrón sencillo y rápido de tejer. Espero que os haya gustado. Hasta pronto.

martes, 19 de marzo de 2013

Snood, Infinity scarf...

...o lo que es lo mismo cuello largo de dos vueltas.
He utilizado lana de la calidad "Fama" de Katia en un tono "camel", tejida con aguja circular del nº 4.


Monté 312 puntos en la aguja y cerré en redondo. El punto utilizado es una variedad del punto de "damero". En éste caso es así:
  • *12pd, 12pr* . Repertir ** hasta el final de la vuelta. Seguir tejiendo de esa manera durante 9 vueltas.
  • *12 pr, 12 pd*. Repetir ** hasta el final de la vuelta. Seguir tejiendo de esa manera durante 9 vueltas.
  • *12 pd, 12pr*. Repetir ** hasta el final de la vuelta. Seguir tejiendo de esa manera durante 9 vueltas.
  • Seguir con los cambios hasta tener el ancho deseado.
  • Dos vueltas antes de terminar cambié la aguja del nº4 por una del nº 3 y tejí con ella la penúltima vuelta y la del cierre (como se presentaban los puntos).


En mi caso, el cuello tiene unas medidas finales de unos 140 cm. de largo y aprox. 25 cm. de ancho.


El punto usado es muy sencillo, pero la "gracia" está en el efecto que cobra el snood. Además, el punto "damero" es reversible, lo que queda muy bien en este tipo de prendas.
Al tacto queda muy finito, pero al darle las dos vueltas es muy amoroso y abrigadito, sin agobiar (que es precisamente lo que quería la dueña del snood).


He utilizado poco más de una madeja de lana. Aunque son muchos puntos en la aguja se teje muy rápido porque es muy entretenido. Espero que os haya gustado.

Hasta pronto.

NOTA: Los patrones que publico en la etiqueta "Mis patrones" son todos patrones propios, con sus aciertos y sus fallos. Si observaseis alguno, por favor, hacédmelo saber, así como las dudas que se os planteen. Están publicados para que los tejáis si os apetece. Tan sólo os pido que mencionéis la procedencia del patrón y a su autora. ¡Ah!, también me encantaría que si os animáis a tejer alguno de ellos me mandaseis una foto. ¡Gracias!

viernes, 15 de marzo de 2013

Humor y punto 4: Mal de muchos...

Últimamente sólo os  enseño cuellos y gorros (cosas de novata)... pero acabo de encontrar ésta ilustración de Rachael Anderson en La Maison Bisoux, y me he sentido muy identificada...


"Eh, Cam, ¿has probado a hacer algo más que bufandas?"/ "Como qué"/ "No sé... ¿quizás podrías tejer un gorro o dos?"

















Pues eso. Mal de muchos... consuelo de tontos...
Hasta la próxima bufanda.

miércoles, 13 de marzo de 2013

El "porrón-POMPÓN"

Hace unos días os hablaba de un gorrito con Pompón.
Los pompones son detalles que dan mucho juego en las labores y sirven para realizar muchas otras manualidades. No sólo se pueden hacer con lana... podemos usar trapillo, cuerda, cualquier tipo de cordón, tiras de telas... podemos mezclar lanas de diferentes colores, o mezclar diferentes materiales... lo que te diga tu imaginación. Sea cual sea el material que elijas la técnica básica es siempre la misma.
Os muestro cómo lo hago yo... es muy fácil y entretenido.

En el mercado, varias casas comercializan accesorios para realizar pompones con diseños variados. Yo misma compré hace algún tiempo uno sencillo de la marca "Pony", que permite hacer pompones de tres tamaños distintos. En la foto de abajo lo podéis ver (cada círculo de color se puede desmontar). Pero a mí, lo que me va es la "rosquilla" de cartón tradicional.


Y es el "Pompón rosquillero", precisamente, el que os enseño. Necesitaremos:
  • Trozos de cartón (de cualquier caja, con un poquito de consistencia).
  • Lana o el material que elijamos.
  • Aguja lanera (o de tapicería).
  • Tijeras.
Lo primero es recortar de un trozo de cartón dos "rosquillas" del mismo tamaño. Podemos utilizar como guía un compás o cualquier objeto con forma circular (un vaso, la tapa de una cazuela, la tapa de un bote...). Lo bueno de recortar nosotr@s el cartón es que podemos hacer desde un mini pompón hasta el pompón gigante... En mi caso, para que os hagáis una idea del tamaño de mi pomṕon, he usado un vaso de agua.

Ponemos las dos "rosquillas" juntas y empezamos a "forrarlas" con varias pasadas de la lana. Es mejor preparar un ovillo pequeño para que lo podamos ir pasando sin problemas por el orificio interior. No pasa nada porque tengamos que ir añadiendo varios ovillos hasta cubrir bien las "rosquillas". Pero llegará un momento en el que casi no podamos pasar la lana por el orificio... entonces echaremos mano de la aguja lanera, en la que enhebraremos el cabo de lana, para poder seguir con las pasadas hasta que nos parezca que está todo suficientemente cubierto. Personalmente me gustan los pompones muy tupidos. Pero, como todo, eso ya al gusto de cada uno.




















Pasamos la punta de unas tijeras con cuidado por el centro del lateral hasta encontrar la unión de las dos "rosquillas" y con ésta guía, empezamos a recortar la lana. No pasa nada si nos desviamos un poco en el corte porque luego se puede arreglar...


Una vez terminado el corte, queda con éste aspecto...


Cortamos un cabo largo de la lana que estamos utilizando y lo pasamos por el interior de las dos "rosquillas". Apretamos  y anudamos fuerte.


























Si os fijáis en las fotos yo he utilizado para anudar una lana distinta de la del pompón. Es porque esa lana no tiene fuerza para aguantar el nudo. Usé una lana más fuerte y de un color que casaba con la labor.

Con una tijeras cortamos con cuidado los cartones y los vamos separando para poder sacar el pompón.
















































Una vez sacado el pompón de la "rosquilla" tendrá un aspecto un poco "despeluchado", pero no importa, porque se le puede ir dando un poco de forma con las tijeras.


El cartón podéis reutilizarlo varias veces. Aunque ya tenga hecho el corte, sirve perfectamente.
Hacer pompones es una manualidad estupenda para hacer con niños... tan sólo tendréis que ayudarlos con las tijeras. ¿Por qué no empezáis con el típico pollito de pompón, por ejemplo?...


Nos vemos...

lunes, 11 de marzo de 2013

Cuello y gorro con Pompón para una niña "Porrompompera"

Antes de que dé los últimos coletazos éste invierno quiero mostraros un nuevo cuello-braga y un gorro para niña.
La lana que he utilizado tiene bastante historia... y digo historia porque lleva en mi casa unos cuantos años. La compró mi madre para hacer un jersey, pero cuando llevaba tejido un buen trozo no le gustó cómo quedaba y lo deshizo. Y yo, que soy un poco "urraca", me llevé a mi casa los ovillos. (Confieso: los ovillos, agujas, revistas... todo lo que pillé por banda)
En su momento tejí una bufanda "extra" grande (creo que medía unos dos metros), y todavía me sobró un montón de lana. La enrollé toda haciendo un "super ovillo" y la volví a guardar. Y ha estado esperando en el cesto de las lanas unos cuantos años más. Creo que cada cosa tiene su momento, y a éstos ovillos (perdón a éste OVILLO) no le había llegado el suyo... hasta ahora.

El super OVILLO

No recuerdo la marca ni la composición, porque no tuve la precaución de guardar una de las etiquetas, pero sí debo deciros que es una lana con efecto jaspeado y muy "gustosita".

Últimamente me ha dado por tejer cuellos y gorros (realmente no sé hacer muchas más cosas), así que, para no perder la tónica he tejido un cuello-braga para mí y otro y un gorrito para una niña.



Como no tenía etiqueta, calculé a ojo el calibre de agujas que podría utilizar y tejí una muestra a punto jersey que me sirvió para saber los puntos a montar en la labor.




Para mi cuello-braga he utilizado agujas circulares del número 5. Monté 70 puntos y tejí a punto elástico (1-1), cuatro cm. Luego continué tejiendo a punto bobo durante 17 cm., y volví al elástico (1-1) cuatro cm. más. Cerré como se presentaban. OJO: el punto bobo (o musgo, o Santa Clara), se teje en agujas circulares haciendo una vuelta del derecho y otra del revés. El cuello mide 25 cm. de alto y unos 60 cm. de contorno.

El cuello de detrás es para mí, tejido en punto bobo. Personalmente, me gusta más cómo queda en punto jersey.
 

Para el cuello de niña monté 64 puntos en agujas circulares del número 5 y tejí a elástico (1-1), 2 cm. Pasé luego a tejer a punto jersey derecho (en agujas circulares todas las vueltas del derecho), durante unos 18 cm. más y terminé con 2 cm. de punto elástico (1-1), cerrando como se presentaban. El cuello mide unos 22 cm. de alto y 50 cm. de contorno (sin estirar).

Antes de seguir con el gorro os cuento una "trampa". No sé si os pasa a vosotr@s, pero a mí, cuando voy a cerrar una labor siempre me queda el cierre como "babosito", muy flojo. Lo que hago ahora para disimular un poco es cambiar a agujas 1/2 número menor que con las que estoy tejiendo, y tejer con ellas las dos últimas vueltas y cerrar. Así queda ligeramente más "prieto" y con mejor aspecto. No sé si a las buenas tejedoras les parecerá muy bien, pero, en fin... Sigo.

























Para el gorro y para un contorno de cabeza de 52 cm., monté 56 puntos en las agujas circulares del 5. Tejí a elástico (1-1), cuatro cm. y seguí con punto jersey derecho hasta tener 18 cm. desde el inicio (contando el elástico). Empiezo las disminuciones de la siguiente manera:
  1. *12 pd, 2pdj*. Repetir ** hasta el final de la vuelta (son en total 4 puntos disminuidos repartidos en la vuelta).
  2. 1 vuelta del derecho.
  3. 1 pd, *8pd, 2pdj*. Repetir ** hasta el final de la vuelta, acabando con 1pd.
  4. 2 vueltas del derecho. (quedan al final 47 puntos)
Corto un cabo largo de lana y enhebro una aguja lanera; paso el cabo por los puntos restantes y estiro para juntarlos. Cierro con un nudo corredizo.

El Pompón
Aunque la lana es por si sola bonita y alegre, me pareció que necesitaba un "toque" para el conjunto de la niña. Hice un pompón con la misma lana pero al final quedaba todo demasiado monótono. Así que eché mano del cesto de las lanas y encontré unos restos en tono amarillo que pegaban muy bien e hice dos pompones, uno grandote para el gorro y otro más pequeño para el cuello.
Luego simplemente los cosí.



En la próxima entrada os explico cómo hice el pompón.

Y ésta cosita guapa es la niña "porrompompera"


Hasta pronto.
Por cierto...¡¡¡¡¡¡¡Aún me ha sobrado un poco de lana!!!!!!!