Páginas

lunes, 11 de marzo de 2013

Cuello y gorro con Pompón para una niña "Porrompompera"

Antes de que dé los últimos coletazos éste invierno quiero mostraros un nuevo cuello-braga y un gorro para niña.
La lana que he utilizado tiene bastante historia... y digo historia porque lleva en mi casa unos cuantos años. La compró mi madre para hacer un jersey, pero cuando llevaba tejido un buen trozo no le gustó cómo quedaba y lo deshizo. Y yo, que soy un poco "urraca", me llevé a mi casa los ovillos. (Confieso: los ovillos, agujas, revistas... todo lo que pillé por banda)
En su momento tejí una bufanda "extra" grande (creo que medía unos dos metros), y todavía me sobró un montón de lana. La enrollé toda haciendo un "super ovillo" y la volví a guardar. Y ha estado esperando en el cesto de las lanas unos cuantos años más. Creo que cada cosa tiene su momento, y a éstos ovillos (perdón a éste OVILLO) no le había llegado el suyo... hasta ahora.

El super OVILLO

No recuerdo la marca ni la composición, porque no tuve la precaución de guardar una de las etiquetas, pero sí debo deciros que es una lana con efecto jaspeado y muy "gustosita".

Últimamente me ha dado por tejer cuellos y gorros (realmente no sé hacer muchas más cosas), así que, para no perder la tónica he tejido un cuello-braga para mí y otro y un gorrito para una niña.



Como no tenía etiqueta, calculé a ojo el calibre de agujas que podría utilizar y tejí una muestra a punto jersey que me sirvió para saber los puntos a montar en la labor.




Para mi cuello-braga he utilizado agujas circulares del número 5. Monté 70 puntos y tejí a punto elástico (1-1), cuatro cm. Luego continué tejiendo a punto bobo durante 17 cm., y volví al elástico (1-1) cuatro cm. más. Cerré como se presentaban. OJO: el punto bobo (o musgo, o Santa Clara), se teje en agujas circulares haciendo una vuelta del derecho y otra del revés. El cuello mide 25 cm. de alto y unos 60 cm. de contorno.

El cuello de detrás es para mí, tejido en punto bobo. Personalmente, me gusta más cómo queda en punto jersey.
 

Para el cuello de niña monté 64 puntos en agujas circulares del número 5 y tejí a elástico (1-1), 2 cm. Pasé luego a tejer a punto jersey derecho (en agujas circulares todas las vueltas del derecho), durante unos 18 cm. más y terminé con 2 cm. de punto elástico (1-1), cerrando como se presentaban. El cuello mide unos 22 cm. de alto y 50 cm. de contorno (sin estirar).

Antes de seguir con el gorro os cuento una "trampa". No sé si os pasa a vosotr@s, pero a mí, cuando voy a cerrar una labor siempre me queda el cierre como "babosito", muy flojo. Lo que hago ahora para disimular un poco es cambiar a agujas 1/2 número menor que con las que estoy tejiendo, y tejer con ellas las dos últimas vueltas y cerrar. Así queda ligeramente más "prieto" y con mejor aspecto. No sé si a las buenas tejedoras les parecerá muy bien, pero, en fin... Sigo.

























Para el gorro y para un contorno de cabeza de 52 cm., monté 56 puntos en las agujas circulares del 5. Tejí a elástico (1-1), cuatro cm. y seguí con punto jersey derecho hasta tener 18 cm. desde el inicio (contando el elástico). Empiezo las disminuciones de la siguiente manera:
  1. *12 pd, 2pdj*. Repetir ** hasta el final de la vuelta (son en total 4 puntos disminuidos repartidos en la vuelta).
  2. 1 vuelta del derecho.
  3. 1 pd, *8pd, 2pdj*. Repetir ** hasta el final de la vuelta, acabando con 1pd.
  4. 2 vueltas del derecho. (quedan al final 47 puntos)
Corto un cabo largo de lana y enhebro una aguja lanera; paso el cabo por los puntos restantes y estiro para juntarlos. Cierro con un nudo corredizo.

El Pompón
Aunque la lana es por si sola bonita y alegre, me pareció que necesitaba un "toque" para el conjunto de la niña. Hice un pompón con la misma lana pero al final quedaba todo demasiado monótono. Así que eché mano del cesto de las lanas y encontré unos restos en tono amarillo que pegaban muy bien e hice dos pompones, uno grandote para el gorro y otro más pequeño para el cuello.
Luego simplemente los cosí.



En la próxima entrada os explico cómo hice el pompón.

Y ésta cosita guapa es la niña "porrompompera"


Hasta pronto.
Por cierto...¡¡¡¡¡¡¡Aún me ha sobrado un poco de lana!!!!!!!

4 comentarios:

  1. Hola Raquel. Gracias por tu comentario. Sólo espero que mis "patrones", no os líen más que otra cosa... Aunque son trabajos muy sencillos, si necesitáis ayuda. aquí estoy. Hasta pronto.

    ResponderEliminar

  2. ¡Hola!

    Precioso trabajo y preciosa la niña pomponera!

    Llevo un rato mirando los cuellos que has publicado últimamente y me encantan todos, a ver si me animo y me hago uno, que como empiezo mil cosas a la vez si hay suerte lo tengo acabado para el invierno que viene! jijiijij

    Un saludo y gracias por inspirarnos!
    natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia. ¡Bienvenida a "La calle de la abuela". Todos los cuellos y gorritos que he publicado son fáciles de hacer, y te lo dice una super novata... Espero que te animes y termines alguno, aunque no se yo si vas a tener mucho tiempo, porque esas comiditas y dulces tan ricos que haces deben llevar su trabajo...
      Me da mucha envidia (sana) las manos que tienes para la cocina...
      Un beso y gracias por pasarte por aquí.
      Sonia

      Eliminar