Páginas

viernes, 1 de junio de 2012

"Las camisetas son para el verano". Pequeño tutorial sobre pintar camisetas.

Con la llegada del buen tiempo nos animamos a salir más a la calle y a ir más fresquitos... Es un buen momento para lucir las camisetas y si, además, están pintadas por nosotros mismos, mejor que mejor.
Os voy a enseñar alguna de las que he pintado para niños de la familia e intentaré explicaros cómo las hago yo, aunque debéis tener en cuenta que "cada maestrillo tiene su librillo".

Lo primero que hago es comprar una camiseta de algodón de buena calidad, de las que no se quedan babositas al primer lavado, ni se les reviran las costuras. Procuro que la talla quede holgada al niño, porque ya sabéis lo rápido que crecen y es una pena que no las puedan utilizar bastante porque se les hayan quedado pequeñas muy pronto. Luego las pongo a remojo unas horas o las lavo en un ciclo cortito, y las dejo extendidas en una superficie plana y a la sombra para que se sequen. Así pierden un poco el apresto y encogen lo que tengan que encoger. Cuando están secas, les doy una planchadita muy ligera.

El dibujo o diseño de la camiseta dependerá de la edad y estilo del niño, o de sus gustos personales. Podéis crear vuestros propios diseños o inspiraros en multitud de imágenes y personajes infantiles.
Para la primera camiseta que os voy a enseñar me basé en un dibujo de un papel de regalo, al que añadí algún detalle personal.
Me gusta estirar un poco la camiseta sobre una superficie plana de material no poroso ni absorbente. Yo utilizo una plancha de metacrilato, pero puede valer una tabla de madera con formica, o cualquier otra superficie de esas características. Sujeto la pieza por la parte de detrás con un poco de  cinta de carrocero.

Suelo copiar el dibujo sobre la tela con un rotulador indeleble, pero sin marcar mucho. Si no tenéis buena mano para el dibujo, podéis calcar el motivo colocando la camiseta sobre una superficie iluminada, una ventana, por ejemplo, o transferir el motivo con un lápiz y papel carbón. No os preocupéis, porque al lavar sale muy bien (el rotulador NO, ojo).



En cuanto al resto de materiales, necesitareis pinceles de varios tamaños. con los que podáis aplicar color en zonas amplias y más pequeñas y perfilar los dibujos, rotuladores indelebles de varios colores, varios botes para tener agua con la que limpiar los pinceles, algún trapo viejo que no suelte pelusa, un hule para no manchar la superficie de trabajo, una plancha de ropa y claro, las pinturas.
La pinturas deben ser especiales para pintar sobre tela. En las tiendas de manualidades podéis encontrar varias marcas y variedades para crear volumen, pintar en plano... en fin lo mejor es que os aconsejen en la propia tienda dependiendo de lo que queráis hacer. Personalmente utilizo las pinturas de la marca "Pebeo", pero ahí cada uno encontrará las de su gusto. La pintura se puede aplicar pura o algo o muy diluída sobre la tela, y se pueden mezclar colores entre sí.

Una vez que tengáis preparado todo y transferido el dibujo sobre la tela, ya podéis empezar a aplicar el color. Si vais a utilizar el color diluído, os aconsejo empezar desde el centro de la zona a pintar hacia los bordes, porque la pintura con el agua tiende a extenderse, y podéis manchar de un color, zonas que no os interesa.
A mi me suele gustar aplicar los colores muy ligeramente diluidos para facilitar el arrastre del pincel. Si es necesario doy dos manos de color.
Os aconsejo que vayáis aplicando el color por zonas de un tono y dejar que se seque antes de pintar de otro color una zona adyacente.
En la foto de arriba podéis ver cómo he colocado la camiseta sobre la base lisa y cómo he empezado a aplicar el color. Los dibujos de las ranitas están alternados con las letras del nombre del niño para quien iba a ser la camiseta.



Una vez que tengo aplicado y seco el color de la base puedo empezar a añadir detalles para dar un poco más de vida al dibujo.
Cuando ya he acabado de aplicar color, me gusta perfilar los contornos (esto ya seŕa al estilo de cada persona). Para ello utilizo los rotuladores indelebles que os he comentado antes.

El último paso es, una vez que la pintura está completamente seca, planchar la zona del diseño por el revés, para que la pintura se fije sobre el tejido.




Aunque no lo parezca, este tipo de pintura, si está bien aplicada y fijada, aguanta lavados, planchados, vamos, que es a prueba de niños.

Os ensenaré más camisetas en próximas entradas. 
Animaos con las camisetas...os gustará.
Hasta pronto.

11 comentarios:

  1. Me encanta como te han quedado Sonia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me das ánimos para seguir mostrando mis "cosillas".
      Si teneis alguna sugerencia por favor, no dudéis en decírmelo. Gracias de nuevo. Sonia

      Eliminar
  2. Una camiseta muy original, me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  3. Hola sonia.
    Esta camiseta es muy bonita, me gusta mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Muchas gracias por tu comentario. Espero que te gusten las cosas que publicaré en próximas entradas. Hasta pronto.

      Eliminar
  4. ¡ Que bonitas Sonia !. Se te da tan bien que podrias pintar tus propios vestidos de verano. Y como en un comentatio anterior pides sugerencias: pinta en baberitos, cojines, manteles, cuadros en tela, sabanitas de bebe,.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marichus. Pues lo del baberito me parece muy bien y voy a aprovechar el próximo nacimiento de la hija de una amiga para hacerle un regalito junto con un amigurumi que tengo entre manos (y espero acabar algún día...).
      Gracias

      Eliminar
  5. He pintado unas camisetas para regalar y me da miedo pensar que al lavarlas se puedan borrar. ¿Cuánto tiempo planchas la camiseta para fijar la pintura? ¿Puedes darme algún consejo para el paso de fijar la pintura? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caterine. Pues básicamente lo que comento en la entrada. Debes esperar primero a que la pintura esté completamente seca. Yo solía dejarla un par de días, aunque realmente, un día es más que suficiente. A la hora del planchado, lo que sí es importante es poner la prenda del revés e interponer entre la parte pintada y el resto de la camiseta un paño de algodón que no suelte pelo. Eso es importante, porque si suelta pelo, con el calor se queda pegado a la pintura. La plancha debe estar caliente, pero no al máximo. Y en cuanto al tiempo yo solía estar unos diez minutillos pasando la plancha por toda la superficie pintada, pero sin detenerme demasiado en un mismo sitio para evitar que se queme el tejido. Después dejaba que se enfriase la prenda y la daba la vuelta. Si utilizas rotuladores para los contornos, ahora puedes retocar zonas si lo necesitas. Antes de entregar las camisetas yo solía lavarla a mano con un jabón neutro para quitarle un poco el "sobadito" del proceso; después una planchadita por el revés y listo.
      En cuanto a los lavados no te preocupes, porque si has utilizado las pinturas adecuadas te aseguro que aguantan lo que le eches. El ejemplo de eśto es la camiseta de Caillou que aparece en otra entrada; la dueña no se la quitaba para nada... tanto es que su madre se la tenía que lavar cuando la niña dormía para ponérsela al día siguiente.
      Espero haberte ayudado. Hasta pronto

      Eliminar
  6. Desde luego que son muy divertidas y con muchos trazos espectaculares, ideal para el verano que se llevan prendas más claritas, me encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo

      Eliminar