Páginas

martes, 28 de agosto de 2012

Tricotín 3: en busca del tesoro o cómo fabricar tu propio Tricotín

Si con las anteriores entradas sobre el TRICOTÍN os ha entrado la curiosidad, necesitaréis uno... Sin embargo, y aunque en la red veréis muchas páginas que hablan sobre el tema, no es muy fácil encontrarlo en tiendas. Podéis preguntar en jugueterías, mercerías, tiendas de lanas... Normalmente, no saben qué estáis pidiendo, pero a lo mejor en una de ellas "suena la flauta".
Podéis intentar comprarlo por internet, aunque resultan un poco caros, ya que al precio del aparatito debéis sumarle los gastos de envío, y en ocasiones no sale demasiado a cuenta, al menos que hagáis otras compras en el mismo sitio.  Podéis echar un vistazo en Ovillos, Bordalia, Tricot Plus. 
Desde que yo lo descubrí hasta que tuve uno (industrial), pasó bastante tiempo, y lo encontré por casualidad y donde menos me imaginaba, en una de esas mercerías pequeñitas de toda la vida de mi pueblo. 
 

Pero antes de tenerlo, y como me comía la curiosidad, hice varios experimentos para fabricarme uno artesanal.
Si navegáis un poco por Internet, podéis encontrar cantidad de tricotines artesanales, unos más elaborados que otros, alguno de ellos superbonitos y otros un poquito más feuchos, pero útiles para el fin que se quiere. Hay gente con muchísima imaginación...
Os enseño mis tricotines

Este es el primer Tricotín que me fabriqué. Está hecho con un tubo de cartón, al que le clavé a intervalos regulares varias chinchetas.  En cada extremo puse distinto número de chinchetas para hacer cordones de distimto grosor. Recordad que a más chinchetas, o sea numero de puntos, el cordón tendrá más aspecto tubular.

Este otro tricotín está hecho con el mango de una comba que compré en un bazar. La cuerda pasaba por un orificio que tiene el mango en su interior y se anudaba al final. Aproveché ese orificio y le puse tres chinchetas en un extremo. Podéis ver junto al tricotín una pequeña aguja de las que se utilizan para hacer trenzas en el tejido. Yo la uso además como gancho para trabajar con el tricotín.

Este tricotín esta hecho con la pata de un mueble al que le hice un orificio en el centro con un taladro y luego clavé varias puntas sin cabeza.


Estos tricotines están hechos con el tubo recortado de un rollo de papel de aluminio y con varias horquillas para el pelo.


Estos tricotines son un poco más grandes, y tal vez podrían considerarse pequeños telares redondos... Están hechos a partir de varios canutillos del papel higiénico, encolados entre sí con cola blanca. Después puse las horquillas y fui aplicando varias capas de papel de cocina con aguacola hasta lograr una consistencia adecuada.

En una próxima entrada os mostraré el proceso de realización de estos últimos tricotines y de la decoración final de uno de ellos.

Creo que con estas ideas os podéis ir fabricando un tricotín básico para poder empezar a tejer el cordón.

Hasta pronto.

NOTA: Podéis ver el proceso de elaboración y decoración de estos últimos tricotines aquí y aquí.

12 comentarios:

  1. Esta mañana he comprado uno en Tiger por 3 euros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gema. Gracias por la información. Y lo he localizado. Un saludo

      Eliminar
  2. Yo tenía uno hecho con un carrete de hilo,en madera, que era de mi bisabuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Almu. Sí, mi madre también me habló de los tricotines hechos así, pero no conseguí encontrar por ninguna parte esos carretes antiguos así que decidí construirme los míos propios.
      Y... ¡funcionan!
      Gracias por tu visita. Un saludo

      Eliminar