sábado, 5 de mayo de 2018

Una reflexión...

Aunque estoy medio desaparecida y el blog está en stand-by desde enero, no quiero dejar pasar el día de hoy sin asomarme por aquí. Y os preguntaréis ¿qué tiene de especial el día de hoy?. Pues que dentro de muy poco es mi ¡sexto cumpleblog!, y eso me hace pensar por enésima vez en algo que me ronda hace tiempo.

No sé si mi querido blog llegará a ver muchos más cumpleblogs, a veces creo que sí y otras que no. Tengo un pupurri de sentimientos mezclados.

Hay un poco de desilusión, de decepción, por cosas que veo y me entristecen (falta de respeto por mi trabajo básicamente), cara dura, gente aprovechada, gente que aún piensa que por ser algo gratis ya vale todo... Son cosas que te minan un poco.

Y por otra parte, te encuentras con personas amables, agradecidas, respetuosas, que aprecian y valoran el trabajo que hay detrás de cada contenido, de cada patrón... Personas a las que no les cuesta pedir permiso para lo que sea y te mandan una foto o un comentario... Y me encanta ver trabajos hechos con mis patrones, y los muestro con orgullo en mi Pinterest; y me gusta leer vuestras traducciones, porque sé que así van a llegar a muchos más que desde sólo mi rincón. Son cosas con las que te sientes más que pagada. 
Porque hoy por hoy, yo no saco beneficio económico del blog, cero patatero. Pero no me importa que otros saquen algún eurillo de los trabajos que hacen con mis patrones. Encantada si puedo ayudar. Pero eso si... con respeto.

Sé que no soy lo más de lo más, ni una súper artista ni una súper influencer, y nunca lo voy a ser. Soy sólo una artesana que hace las cosas con verdad, cariño e ilusión, pero que, como todo el mundo (creo), tiene su pelín de orgullo y amor propio. Y me parece muy triste tener que estar detrás de cierta gente, reclamando como una pordiosera (perdón, tal vez no sea la mejor manera de decirlo), para que te reconozcan tu autoría y tu trabajo. Y con suerte te contestan y lo corrigen, porque en ocasiones pasan olímpicamente de ti; y son precisamente los que pasan los que más partido sacan de tu esfuerzo.

Y estoy escribiendo ésto y pensando a la vez que no merece la pena publicarlo, que lo mejor es dejarlo pasar y seguir en el mundo de Yupi, donde todos somos súper buenos y súper chachis... porque, total, ¿a quien le va a importar lo que diga una bloguera de tres al cuarto?... Y segun acabo esta frase pienso que no, que lo tengo que decir porque así lo siento.

Pero a la vez vuelve mi pensamiento "dual"... no todo el mundo es igual, venga, sigue, aunque sea por esas pocas personas que se lo merecen.

De sobra sé que ésto os ha pasado a más de una (y de uno), así que creo que entenderéis el "maremagnum" de mi cabeza.

Seguramente el próximo día 13 de Mayo (que es el cumpleblog), publique algo, comparta un patrón y hasta puede que os cuente una historia... no sé. Porque en el fondo disfruto con mi blog.
Y porque, a lo mejor, ésto es sólo un rabieta.

Ya veremos.


6 comentarios:

  1. Sonia te sigo desde hace poco, me daria mucha pena que lo dejaras , yo no sabia hacer nada de ganchillo y gracias a gente como tu que comparteis el trabajo que haceis gratis he aprendido y ya soy capaz de hacer algun muñeco no bien bien pero pococ a poco, no te importe lo que digan los demas si tu disfrutas harlo por ti, yo tengo un blog de cocina y ha veses veo recetas mias que no dicen de donde las sacaron pero bueno como yo disfruto con lo que hago . besitos y para delante

    ResponderEliminar
  2. Comprendo lo que dices. Haz como yo, si te gusta lo que haces sigue adelante, por ti, y de paso nos muestras tus cosas, personalmente me gustan mucho. Además, con ese título en el blog, es todavía más bonito.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Sonia, te echamos de menos. Entiendo perfectamente lo que cuentas y es una situación que puede llegar a ser frustrante. Por lo que he podido ver le pasa a un montón de gente, tanto a los que comparten gratis su trabajo como a los que venden patrones. Es más fácil aprovecharse del trabajo de los demás que tener ideas propias y realizarlas. El blog tienes que mantenerlo por ti, porque te haga feliz a ti, si no es así es mejor dejarlo. Pero también te digo que tienes que hacerlo a tu ritmo, cuando tú te encuentres cómoda y a gusto. Espero de corazón que sigas por aquí, me encanta tu blog y sabes que te sigo desd hace tiempo. Ánimo.

    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Hola Sonia...te entiendo a la perfección! te lo digo por experiencia.
    Esto está a la orden del día, y es muy poco lo que puedes hacer al respecto!
    Yo te puedo contar lo que hago después de la rabieta...y es esperar!
    Esperar a que la ilusión se recupere, a que la creatividad se reinicie, a que las ganas de compartir cicatricen...y te aseguro que poco a poco todo vuelve a su cauce.
    Es un proyecto precioso que iniciaste hace 6 años, y tus compis sabemos lo difícil que es mantenerlo activo, pero que no sean las personas sin imaginación ni ganas de trabajar las que te digan cuando tienes que parar...este blog es tuyo y solo tuyo y decidas lo que decidas, mi apoyo lo tienes sin duda.
    Recuerda que solamente se copian las cosas importantes y bien hechas!!!
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo, Sonia! En seis años seguro que ha habido momentos bajos y de frustración pero tienes que hacer lo que a ti te haga feliz. Espero que celebremos tu sexto cumpleblog! Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Ainsss nooooo , estoy hasta las pelotas de la gente así ...yo siempre pregunto, os pongo y sobre todo os respeto .Hace poco @chiquipork estuvo a punto de dejar de hacer sus patrones por gente así ...No se dan cuenta del regalo que nos hacéis ?Pues parece que no .Yo estaré contigo ,decidas lo que decidas.Mis sirenas sabes que son todas gracias a ti ,y yo no puedo estar más agradecida .Un beso cariño ,y de verdad ,espero que sólo sea una reflexión.

    ResponderEliminar